Carro de Combate Schneider CA1

Carro de Combate Schneider CA1.


Carro Schneider CA1 (Museo de Saumur)

El carro Schneider CA1 (originalmente llamado el Schneider CA) fue el primer carro de combate francés.
El carro Schneider se inspiró en la necesidad de superar el estancamiento de la guerra de trincheras que en el frente occidental prevaleció durante la mayor parte de la Gran Guerra. Su misión principal, para la que fueron específicamente diseñados, era la de abrirle pasos entre las marañas de alambre de espino, que se habían construido en el Frente Occidental y permitir el paso de la infantería, suprimiendo también los nidos de ametralladoras alemanes. Después de un primer estudio de Jacques Quellennec ideado en noviembre de 1.914, el modelo se desarrollo a partir de mayo 1.915 en adelante por el ingeniero Eugène Brillié, paralelamente al desarrollo británico de sus propios modelos de tanques. El coronel Jean Baptiste Eugène Estienne en Diciembre de 1.915 comenzó a instar a la formación de unidades de carros franceses, lo que lleva a una orden en Febrero de 1.916 de construcción de cuatrocientos carros Schneider CA1, que fueron fabricados por SOMUA, filial de Schneider que se encontraba en un suburbio de París, entre Septiembre de 1.916 y Agosto 1.918.

El carro tenía un casco tipo "caja", que carecía de torre, con el armamento principal compuesto por un cañón corto de 75 mm, situado en el lado derecho. Generalmente se considera un diseño muy imperfecto, incluso para su época, a causa de una mala configuración interna, mala movilidad en el campo de batalla, debido al tren de rodaje y la parte delantera, en forma de cuña, diseñada para arremeter con mas facilidad sobre los obstáculos que se pudiera encontrar en el campo de batalla, estaba dotado de un corta alambres. Los diseños mejorados se iniciaron casi de inmediato, intentando solucionar los problemas detectados en el primer modelo pero la producción de estos, los Schneider CA2, CA3 y CA4, fueron cancelados finalmente.

 

Los carros Schneider CA1 fueron ampliamente utilizados en combate durante los últimos años de la guerra. Su primera acción se desarrollo el 16 de Abril de 1.917 fue en gran medida un fracaso, las unidades de carros sufrieron grandes pérdidas, pero en las operaciones posteriores tuvieron más éxito, ya que se perfecciono la utilización de las nuevas armas. En 1.918 los carros Schneider CA1 jugaron un papel muy importante en detención de la ofensiva de primavera Alemana y romper el frente Alemán en las ofensivas de verano Francés. Ellos estaban operativos hasta el finales de Septiembre de 1.918, menos de dos meses antes del Armisticio del 11 de noviembre de 1.918, su número se redujo considerablemente debido al desgaste operacional. Después de la guerra de los carros supervivientes fueron reconstruidas sobre todo como los vehículos utilitarios (tractores). Seis carros Schneider CA 1 fueron desplegados por España en la Guerra del Rif en Marruecos y su última actuación se realizo en el inicio de la Guerra Civil Española con las acciones en la zona de Madrid y en el asalto al Alcazar de Toledo.

 



Carro Schneider CA1 (Museo de Saumur)


En España:
El único caso de exportación de este vehiculo se realizo a España.  Después de una solicitud urgente por el gobierno Español, tras las graves derrotas frente a los rebeldes Bereberes en la Guerra del Rif, seis de ellos se vendieron a España el 16 de septiembre 1.921, en el contexto de un esfuerzo conjunto franco-española para someter a la recién auto-independizada República del Rif. Los vehículos fueron designados Carro de Asalto M16 Schneider y modificados con la adición de una aspillera delantera cerca del puesto de conductor en la placa de glacis frontal. Llegaron a Marruecos el 28 de febrero de 1.922. El 14 de marzo de 1.922, se utilizaron por primera vez medios acorazados en combate, usándose en misiones de apoyo a la infantería. Usándose principalmente como artillería móvil, comandada por el capitán Carlos Ruiz de Toledo que se apoyó en una sola compañía Renault FT. En septiembre de 1.925 participó en los desembarcos anfibios en la bahía de Alhucemas. Los carros Schneider vieron acción hasta mayo de 1.926 y regresaron a España en 1.929, no habiendo perdido ni un solo vehículo. En España, debido a su mal estado mecánico, se relegaron a la situación de reserva y se utilizaron como vehículos de entrenamiento e instrucción. Cuatro eran parte del depósito del Regimiento Ligero de Carros de Combate N ° 1 en Madrid, una unidad de Renault FT, los otros dos eran parte de la fuerza de depósito de RLCC N ° 2 en Zaragoza, la otra unidad de Renault FT. Con el estallido de la Guerra Civil Española, la primera unidad se mantuvo bajo el mando republicano, mientras que el segundo se puso del lado de los rebeldes nacionalistas. Los vehículos de Madrid vieron algo de acción durante los ataques contra el Cuartel de la Montaña, los principales cuarteles militares de la capital. Algunos de los carros eran tripulados por miembros de la milicia de la Unión General de Trabajadores (UGT) y la Unión de Hermanos Proletarios (UHP). También los vehículos de Zaragoza participaron en los combates iniciales. Probablemente todos los carros Schneider se dieron de baja en 1.936.


Carros Schneides Españoles.
 
Cañon carro Schneider CA1 (Museo del Goloso)


 


HORA MURCIA (ESPAÑA)
 
FACEBOOK
 
Publicidad
 
 
Hoy habia 68763 visitantes (150125 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=