EL TIGER I DE VIMOUTIERS
Vamos a hacer una pequeña visita a Normandía, lugar de una de las famosas y dramáticas batallas de la Segunda Guerra Mundial, concretamente a uno de los pocos especimenes de vehículos militares que podemos encontrar en su propio habitad después de 70 años.

El carro Tiger I que se encuentra en Vimoutiers es un vehiculo de la Segunda Guerra Mundial alemán que se exhibe al aire libre en las afueras de Vimoutiers en el departamento francés de Orne, en Normandía.

 
 
Historia.
 
El carro, un Tiger I (Sd.Kfz . 181 Panzerkampfwagen Tiger Ausf . E Late), n º de serie 251 113 AMP en la torreta (AMP se refiere al fabricante de Dortmund- Hoerder Huttenverein). El número del chasis se encuentra actualmente desconocido, numerados 231 (según la tabla de información al lado del carro) pertenecía seguramente a la 2 ª Compañía de la 102 SS Batallón Pesado Panzer o bien al 503 Batallón Pesado Panzer. El 21 de agosto de 1944, junto con otros carros (Panthers, Panzer III y IV y otros carro Tigers) y otra variedad de vehículos intentaban escapar de la “Bolsa de Falaise”, dirigiéndose al deposito de combustible en el Chateau de l’Horloge en el pueblo de Ticheville, al final de la Batalla de Normandía. Se cree que el carro se quedó sin combustible en la carretera RN 179 entre Lisieux y Alençon justo antes de entrar en pueblo de  Vimoutiers. La tripulación del carro lo abandonado después de hacer estallar las cargas explosivas (que inmovilizaron y dañaron la torre, parte superior e inferior del casco y volaron la cubierta del motor).
 
El avance de las tropas Canadienses hizo que el carro se apartara fuera de la carretera con un buldózer, dejándolo en un terraplén.

 

Daños en el casco del vehículo.


Daños en la torre.


Daños en la parte superior del casco.
 
Post-guerra.
 
Después de la Segunda Guerra Mundial, Normandía estaba llena de material militar desechado. Los chatarreros locales adquirieron los vehículos a los dueños de la tierra, donde habían quedado los mismos y así llevarlos al desguace. El Tiger I fue vendido a un chatarrero llamado Morat que quito en primer lugar, las piezas que mas fácilmente se podían retirar, como caja de cambios, escotillas, accesorios y carenados de los tubos de escape, así como los faldones. Aunque también había sido depredado por los cazadores de recuerdos que lo visitaban. El carro ha perdido el recubrimiento de Zimmerit que portaba en aquella época.
Durante 30 años el vehiculo se fue oxidando en la zanja. No seria hasta la muerte de Morat y que la propiedad pasara a otro comerciante de chatarra en Caen, pero cuando al intentar iniciarse el desguace del carro, la población local de Vimoutiers decidió comprarlo como monumento histórico por unos 6.000 francos.

 


Detalle del mantelete y cañón.
 
En octubre de 1975, el tigre se llevo al lado de la carretera por Alain Roudeix. Para ello la torre se levantó y retiro, al reducir el peso fue mucho más fácil mover  el chasis de la zanja por buldózer. La torreta fue vuelta a situar en su sitio y el carro se coloco en un pedestal de hormigón cerca de donde fue abandonado originalmente en Agosto de 1.944, parcialmente restaurado, el Tiger I se muestra ahora en las afueras de la ciudad. Fue clasificado como Monumento Histórico en Diciembre de 1.975.

 

Detalle tren de rodaje.
 
El Tiger I de Vimoutiers es uno de los seis carros Tiger I que existen en el mundo. Los restantes se encuentran en Francia y Rusia tienen dos cada una y otro dos se encuentran en el Museo de Carros de Bovington en el Reino Unido y el otro se puede encontrar en los EE.UU.
 
Intentos de restauración y conservación.
 
 Ante la falta de las escotillas traseras, se soluciono con la colocación de piezas de otros carros alemanes o de piezas de acero soldadas.
 
El tiempo y los elementos han causado daños en el Tiger I. El ultimo esquema que recibió, lo realizo un voluntario local y no coincide de ninguna manera con los portados por los vehículos de ese tipo que operaron en la Batalla de Normandía.


Detalles del vehículo.

A partir del año 2.013, el alcalde de Vimoutiers comenzó a buscar financiación para un proyecto de restauración. Sin embargo, debido a los altos costes, la decisión sobre si se debe llevar a cabo esta restauración está siendo debatida por el consejo de la ciudad. Esperemos que no llegue cerca la decisión y podamos disfrutar durante mucho tiempo de este pedazo de historia.




 
 
HORA MURCIA (ESPAÑA)
 
FACEBOOK
 
Publicidad
 
 
Hoy habia 61210 visitantes (132454 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=