Peana madera y pasta de papel

Peana con pasta de papel.

Peana de madera natural, darle varias capas de barniz. Una vez hecho esto, se tapa con cinta de carrocero las partes que no queramos que se manchen y así le damos un poco más de vida a la base.

Ahora procedemos a extender la pasta de papel. Las marcas son variadas, así como los colores, por regla general gris o arena. Haremos una mezcla con pasta de papel, arena (no de playa), piedras para gatos o de modelismo ferroviario, cola blanca y agua. Dependiendo de la cantidad de estos dos últimos la mezcla será más o menos liquida por lo que puede tardar más o menos tiempo en secar. También podemos añadir pintura o tinte de pintor a la mezcla con lo que conseguiremos tener una capa base.

Una vez extendida le daremos forma con una cuchara o paleta, para crear efectos en el suelo, con charcos, huellas de pies, rodadas de vehículos, pequeños accidentes del terreno. Antes de secar, también podemos poner piedras naturales de mayor tamaño que integraremos en el terreno, presionando sobre la masilla. El último paso es, espolvorear arena sobre la masilla, aun fresca, así conseguiremos más textura.

Una vez que tengamos todo a nuestro gusto, lo dejaremos secar. Esto nos puede llevar unos días, una vez seco el terreno, de daremos una capa de agua y cola blanca sobre la que volveremos a espolvorear arena. Una vez seca esta capa, le damos otra capa de cola blanca con agua, para fijar bien el terreno.



 
Le damos una primera capa de pintura, en este caso areografiamos pintura marrón medio (HUMBROL 119), en varias capas, una vez que toda la superficie está cubierta de pintura la dejaremos secar. El tiempo de secado dependerá del tipo de pintura, Esmalte/Enamel, unas 6 horas, en el caso de Pintura Acrílica, puede que apenas una hora.
 
l

Una vez seca la pintura, procedemos a dar un primer sombreado, autografiando la misma pintura que anteriormente, pero añadiendo un poco de color negro o gris oscuro, daremos finas capas sobre las zonas de bajorrelieve, fondo de los charcos o partes bajas de piedras / rocas que podamos haber puesto en el terreno.



Ahora vamos a empezar a dar riqueza de tonalidades. Una vez seca la pinta de la fase anterior le damos con oleos, en este caso color “sombra tostada”, rebajado en aguarrás. En unas zonas se acumularan más o menos según la porosidad de la superficie. Una vez dado el sombreado general dejaremos secar, unos días, para proseguir con otros colores. La parte central no ha sido pintada para poder ver la diferencia.



 
 
HORA MURCIA (ESPAÑA)
 
FACEBOOK
 
Publicidad
 
 
Hoy habia 67114 visitantes (146069 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=