El Borgward IV

El Borgward IV, oficialmente designado Schwerer Ladungsträger Borgward B IV (vehículo de transporte de explosivos pesado Borgward B IV), era un vehículo de demolición controlado a distancia por el ejército Alemán durante la Segunda Guerra Mundial.

Diseño:
Durante la Segunda Guerra Mundial, la Wehrmacht utilizó tres carros de demolición operados a control remoto: el Goliat (Sd.Kfz. 302 / 303a / 303b.), El Springer (Sd.Kfz. 304.) y el Borgward IV (Sd.Kfz. 301). El Borgward IV fue el más grande de los vehículos y el único capaz de desprenderse de su carga explosiva antes de que esta detonara, los otros dos vehículos se perdían al hacer explotar su carga.

Borgward desarrolló originalmente el B IV como un vehículo se suministro de municiones blindado para primera línea, pero las prestaciones del mismo se revelaron totalmente inadecuadas. También se puso a prueba como un vehiculo desminador a control remoto, pero su coste era elevado y era bastante vulnerable para esta labor. El génesis de este vehículo lo encontramos en la Batalla de Francia, en ella, las unidades de ingenieros de la 1ª División Panzer convirtieron unas 10 unidades de Panzer I Ausf B en vehículos de demolición y limpieza de minas, utilizándolos para colocar cargas de demolición sobre bunkers o en campos minados, para neutralizar estos, pero conservando el vehículo para posteriores utilizaciones. Esta idea calo en el Alto Mando alemán que ordeno el desarrollo de un vehículo especifico, el Borgward IV como vehículo de demolición a control remoto, entregándose los primeros vehículos en 1.942.

El Borgward IV era mucho más pesado que el Goliat, y llevaba una carga útil mucho mayor. El Borgward IV estaba operado por la radio y el Goliat lo era por cable, esto hacia que el Goliat fuera más vulnerable ya que el cable podía ser cortado por diferentes circunstancias del campo de batalla. Para llegar a la zona de acción, el Borgward era guiado por un conductor que se encontraba dentro del propio vehículo, que se bajaba del mismo y lo conducía a la acción guiándolo por radio. Al llegar a su objetivo, descargaba la carga y se retiraba antes de hacerla estallar. Pese a estar blindado, su espesor lo hacia totalmente inadecuado para los estándares de 1.942 – 43, además que su tamaño hacia poco por ocultarlo en el campo de batalla.

Variantes:
Se produjeron tres modelos de la Borgward, Ausführung (abreviado como Ausf.) A, Ausf. B y Ausf. C, que difieren principalmente en el blindaje, el peso y el equipo de radio.

  • El Borgward IV Ausf. A: El primer modelo en entrar en producción, estaba equipado con un motor de gasolina refrigerado por agua de 4 cilindros de 49 C.V., fue el modelo más producido, con 616 unidades, entre mayo de 1.942 y junio de 1.943.
  • El Borgward IV Ausf. B: Pesaba 400 kg más, la antena de la radio recolocada, así como un mejorado, equipo de radio. Se produjeron 260 unidades, entre junio a noviembre de 1.943.
  • El Borgward IV Ausf. C: Recibió una buena gran cantidad de cambios. El chasis fue alargado a 4,1 metros y el peso aumentado aún más. El blindaje era más grueso, utilizaba nuevas orugas, el asiento del conductor se pasó a la parte izquierda, dotándole de un nuevo motor de seis cilindros de 78 C.V. Se producen a partir de diciembre 1.943 hasta septiembre 1.944, cuando terminó la producción, con 305 unidades construidas.

Cerca del final de la Segunda Guerra Mundial, aproximadamente unas 56 unidades, de las variantes Ausf. B y C se convirtieron a la Panzerjäger Wanze, armado con seis cohetes anticarro RPzB 54/1. En los últimos días de la guerra, estos vehículos se enfrentaron en algunas escaramuzas menores contra blindados soviéticos y llegaron a usarse durante la Batalla de Berlín.

Al menos un Ausf. B fue reconstruido como vehículo anfibio y en 1.943 un Borgward IV estaba equipado con una cámara para mejorar su utilización.

La producción Borgward IV fue relativamente pequeño: sólo se produjeron 1.181 unidades, en comparación con los 7.564 de la Goliath. Al igual que otros vehículos de demolición controlados a distancia, el Borgward IV no fue considerado un éxito; era poco fiable y costoso, aunque a diferencia del Goliat y Springer, podría ser reutilizado varias veces.

Sobrevivientes:
Hoy día sobreviven algunos ejemplares de este vehículo:

  • El Museo de Heeresgeschichtliches en Viena.
  • El Museo de Carros de Kubinka.
  • El Museo de Carros Alemán en Munster.
  • El 31 de marzo de 2.010, los trabajos de demolición y excavación en Wien Südbahnhof descubrieron un modelo  relativamente bien conservado del Borgward IV junto con otras reliquias de la Ofensiva de Viena. El museo de Heeresgeschichtliches lo salvó y restauró para la exhibición.  Otra unidad fue encontrada en excavaciones cerca de la estación de tren Eukirchen en febrero del 2.014.
 
HORA MURCIA (ESPAÑA)
 
FACEBOOK
 
Publicidad
 
 
Hoy habia 65296 visitantes (140913 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=